miércoles, 15 de julio de 2009

LA LASCIVIA Y SUS SINTOMAS



LA DROGA DE LA LASCIVA PORNOGRAFIA


Hay quienes aceptan llamar "enfermedad" a algunas adicciones, las cuales son adquiridos por ejercicio de la libre voluntad. Lo cierto es que hay adicciones que provocan o gatillan enfermedades. Lo mismo que el exceso de azúcar puede provocar potencialmente Diabetes.

Es así como el fumar es una adicción que conduce a una o varias enfermedades (Cáncer a la garganta, cáncer pulmonar...); La Cocaína, en sus diferentes presentaciones, también lo es, conduciendo a sus esclavos a la paulatina muerte neuronal y celular que los llevará lentamente a un desastre mortal, si es que no mueren antes debido a una sobredosis o un suicidio provocado por sus efectos colaterales; El licor, llámese vino u otra bebida espiritosa, conduce a una cirrosis hepática terminal, a lo cual también puede llevar la ingesta excesiva y prolongada de la famosa Coca-cola. (Para comprobarlo, introduzca un clavo oxidado en un vaso y déjelo sumergido en Coca-cola por unas 24 horas. Después busque el clavo y saque sus propias conclusiones respecto a su hígado...).


En fin, si hiciésemos un fiel catastro de cuantas adicciones existe, sería una lista interminable para nuestra sorpresa.


la pornografía produce e incentiva la lascivia


Pero hay una adicción llamada Pornografía que destruye vidas inocentes, ajenas a la propia del adicto. Generalmente este tipo de personas, estrictamente más hombres que mujeres, buscan satisfacer sus más bajos instintos con personas inocentes de poca edad y experiencia para detectarlos tempranamente. Me refiero a los niños y niñas que quedan expuestos a las aberrantes pasiones de estos sicópatas sexuales, que es en lo que se convierten las personas que se hacen adictas a esta adicción mental que es la pornografía.


El hombre lascivo y pornográfico no mira sanamente a la mujer por la calle, cometiendo violaciones oportunistas o planificadas; Mira con deseo a la adolescente de su vecino, aun cuando él mismo tenga hijas de la misma edad, llegando, en casos de adicción mayor a hacerlo del mismo modo con ellas; Obliga a su mujer a satisfacer sus bajos instintos en relaciones sexuales contranatura; El hombre con una mente pornográfica se convierte en un lascivo cuya mirada lo traiciona frente a cualquier atisbo de presencia femenina ante sus ojos, lo que pone en evidencia su anomalía.


Cuando estas personas tienen la oportunidad, buscan conseguir lo que su lascivia les impulsa, no importando con ello destruir para siempre vidas inocentes de niños o niñas que recién comienzan a vivir, destrozando sus almas y no solamente sus cuerpos. En cada muestra de cariño a su persona ven una oportunidad de aprocharse de jovencitas desprevenidas y confiadas. En cada manifestación de confianza ven la ocasión de aprovecharse de una mujer falta de cariño o sola.
Cuando logran sus fines ya es demasiado tarde para reaccionar, y la Ley no es temida por ellos, pues la pena a cumplir jamás se equiparará al daño causado, y ellos lo saben.


Los síntomas.


Mujer, niña: Cuando la mirada de quien está delante tuyo no es sana, ni se dirige a tus ojos, y si lo hace es para darte a entender otra cosa que una mirada de santidad; Si sus gestos y contacto buscan más allá de lo normal..., entonces estás ante una persona lasciva.


El remedio.


"Oh. hombre, Él te ha declarado que sea lo bueno..."


"Maridos, amad a vuestras esposas, y no seáis ásperos con ellas".


"Gózate con la mujer de tu juventud..."

© Ministerios Renacer



1 comentario:

  1. La insinuacion, la sensualidad, el atreevimiento, seduccion, el exhibicionismo son las semillas que el maligno esta sembrando; y sus frutosm ya los conocemso adulterio porno, violacion etc.

    ResponderEliminar

Bienvenidos a Ministerios Renacer, agraderemos sus comentarios.