martes, 9 de febrero de 2010

LAS PRUEBAS Y LAS CONSECUENCIAS



No todo a lo que llamamos prueba lo es.
Existen tambien las malas elecciones de los cristianos que les acarrean consecuencias dolorosas en la vida, y al referirse a ellas como "pruebas" se comete un autoengaño, y a veces uana falta a la verdad.
La autoinspeccion de cada uno de nosotros es importante en nuestro caminar.
¿Pienso que estoy pasando por una prueba, y siento conmiseracion de mi mismo...?
Tal vez si miro mas atras y me examino a la luz de la Palabra, y, a la vez, me dejo investigar por la claridad del Espiritu de Dios en mi, a traves de una oracion sincera y entregada a Dios, a lo mejor me dare cuenta de que lo que estoy viviendo es solamente fruto de mis malos hechos, actitudes o elecciones que no medite, ni entregue a la voluntad del Señor.
El Señor, por su parte, como un padre a su hijo, trata de reconvenirme usando aquellas consecuencias de lo que mal hice o deje de bien hacer para que la proxima vez medite mas ante tales elecciones.
Sucede tambien que a veces somos tan obsecados en nuestra manera de mirar las cosas que ni aun en medio del dolor, consecuencia, optamos por acercarnos al Señor e inquirir cual es la causa de que estemos pasando tristezas, penurias, pobrezas, miserias, rechazo u opresion momentanea, lo cual hace que este lapso penoso en la vida se prolongue. Es como cuando ibamos al colegio. Si no pasamos bien el cuarto basico, lo logico es que nuestros compañeros pasen a quinto y nosotros seamos unos repitentes..., y quizas lo lleguemos a ser por vocacion (desidia, pereza, indolencia...).
Pasa tambien que cuando estamos tan cerrados en lamentar nuestra desgracia momentanea ( o prolongada...), pedimos la ayuda de nuestra congregacion local para que oren por nosotros para salir de semejante "prueba" que no es tal, haciendo orar a nuestros hermanos de la manera equivocada, y, por supuesto, sin ninguna respuesta de parte del Señor, pues El no puede ser burlado, todo lo que el hombre (mujer), sembrare, eso tambien segara... Y esto no excluye a los cristianos, por el contrario, los somete a la regla.
En fin, las verdaderas pruebas son escasas. Las consecuencias abundan, disfrazadas por supuesto, de pruebas, pues nadie querra reconocer que se ha equivocado y que esta bajo la disciplina del Señor. El camino para volver de estas situaciones todos lo conocemos, aunque nos gusta que nos anden mostrando las cosas con "manzanitas" para entender. "Al corazon contrito y humillado no despreciaras tu, oh Dios..."
La contriccion es fruto de la tristeza y pena por haber respondido mal al amor de Cristo depositado en nosotros, pidiendo misericordia, perdon y restauracion, con la logica de que el hecho no volvera a repetirse.
Ese es el camino correcto para salir del dolor que nosotros mismos nos hemos buscado la mayor parte de las veces, adjudicandoles la calidad de "prueba" para tratar de compararnos a verdaderos martires del evangelio que sufren por una causa justa..., cuando no es asi.

miércoles, 3 de febrero de 2010

DAVID HORMACHEA: LO QUE EL HOMBRE DEBE SABER SOBRE LA MUJER, PARTE 1

DAVID HORMACHEA: LO QUE EL HOMBRE DEBE SABER SOBRE LA MUJER, PARTE 2

DAVID HORMACHEA: LO QUE EL HOMBRE DEBE SABER SOBRE LA MUJER, PARTE 3

DAVID HORMACHEA: LO QUE EL HOMBRE DEBE SABER SOBRE LA MUJER, PARTE 4

DAVID HORMACHEA: LO QUE EL HOMBRE DEBE SABER SOBRE LA MUJER, PARTE 5

DAVID HORMACHEA: LO QUE EL HOMBRE DEBE SABER SOBRE LA MUJER, PARTE 6