lunes, 22 de marzo de 2010

EL VASO PARA SU EXCELENCIA


Contaremos la siguiente historia, ficticia, pòr supuesto:

La comitiva presidencial se detuvo en una barriada de la periferia de la ciudad. Los periodistas acosaban a preguntas al mandatario acerca de sus planes sociales y de identificación con la gente mas postergada socialmente, como las que poblaban aquel sector que visitaba.
Como estrategia, sus asesores le sugirieron que solicitara un vaso de agua a un poblador como señal de su cercania y empatia con la gente de alli, lo cual el hizo. El poblador elegido, un hombre descuidado en el vestir, despeinado, se dirigio al interior de la casa de la cual salio con un vaso en su mano el cual deposito en la mano del mismo mandatario.
Este, después de tener el vaso un rato entre sus manos, y de distraer un poco la atención, lo devolvió al hombre sin apenas tocarlo. Despues de ello, dio ordenes a sus asesores que a aquel hombre le arrestaran.

Los motivos: el vaso estaba pegajoso de grasa y suciedad, y bajo el agua se notaban sedimentos que lo hacian indigno para que lo bebiera el mandatario de aquel pais, por lo tanto, la accion fue tomada como una afrenta a la autoridad legalmente constituida.

…………………………………………………………..
Isaias 1:25

“Y volvere mi mano contra ti, y limpiare hasta lo mas puro tus escorias, y quitare toda tu impureza”.
Si después de leer esta ficticia historia no pensamos un poco en nuestra relacion con Dios, y con nuestro Señor y Salvador Jesucristo, es que no hemos leido con detenimiento.
Es increible la similitud que hay muchas veces en las actitudes y comportamientos del pueblo de Dios y este ciudadano que afrentara al presidente de su pais.
Muchos cristianos piensan que el comportamiento que se espera de ellos acorde a lo que profesan corre solamente cuando se visten el veston, la corbata y se ponen la biblia bajo el brazo. Llevan una desdoblada y diferente vida tanto en sus trabajos como al interior de sus hogares.
Es asi que un hombre que en la Iglesia predica con entusiasmo, en su casa es un griton y abusador, llegando en ocasiones hasta agredir fisicamente a su esposa. Esta, pacientemente soporta los abusos rogando a Dios que un dia cambie el corazon de su troglodita esposo. Por otro lado, sus hijos no quieren nada con la Iglesia ni con el evangelio por la actitud hipocrita de su padre, mientras este le echa la culpa “al mundo” de que sus hijos sean tan enemigos de la devocion a Dios.
Tambien existen, los que aparte de su comportamiento en la casa, en el trabajo comparten “actitudes” y comportamientos con sus compañeros de trabajo. De vez en cuando y de cuando en vez se echan su groseria o garabatito para que sus compañeros no vayan a pensar que el es un tonto o debil. Tambien de vez en cuando se toma su traguito para compartir con sus amigos, no vayan a pensar que es poco sociable. De vez en cuando tambien, se apropia de algun material o de una herramienta que le pertenece a otro, total, estaba tirada por ahí, y si Dios lo bendijo con encontrarla…, es una bendicion.
Cuando algun hermano le empresta algun disco de musica, un libro u otra cosa, su costumbre es que aquello desde ese momento comience a formar parte de su patrimonio personal, por lo tanto, su mente esta acostumbrada ya a olvidar que eso en un tiempo remoto le pertenecia a otra persona.
En fin, hay varias cosillas que poco a poco, imperceptiblemente para nosotros, no asi para Dios, se van pegando a nuestras vidas, como la mugre a aquel vaso mal lavado y asqueroso y que, como aquel, después pretendemos ofrecernos a Dios como ofrenda agradable de alabanza y adoración en Su Presencia.
Si aquella misma mugre espiritual, por llamarle de alguna manera decorosa, no vaya a ser que si algun hermano adolece de estos sintomas se nos espante, nos impide ver bien, la cosa es bien sencilla. Razone. Interroguese a si mismo.
• Cuando lloro alabando a Dios en la Iglesia, ¿es realmente porque Dios vive en mi…, o es porque simplemente me emociona ver llorar a otros…?
• Cuando predico, ¿es realmente el Espiritu de Dios quien esta usando mi vida, o soy yo mismo que recurro a un monton de conocimiento, chistes, cuentos y palabreria que no juntan ni pegan con el mensaje de la Palabra de Dios, pero uso para tratar de entretener a los que se estan durmiendo en las bancas con mi “ministracion”?
• Cuando comento algun testimonio personal, ¿es de mi vida actual, o es de mi condicion espiritual de hace veinte años atrás, que repito y repito vez tras vez…?
• Cuando adoro a Dios, ¿me mojo con saliva los ojos para que no vayan a pensar que soy insensible…?
• Cuando oro a Dios, ¿ronco muy fuerte a los dos minutos de estar “postrado” en oracion…?
• Cuando hablo en lenguas, ¿repito de memoria la misma lengua del hermano Jose…?
• Cuando danzo en el Espiritu, ¿ando con un ojo abierto, por si las moscas…?
En fin, hay un sinnumero de preguntas que usted mismo podria hacerse, pero lo mas recomendable es ir al Medico cuando uno se siente mal, el automedicarse puede ser contraproducente, o sea, puede sanarse del dolor de guata y a los dos años morirse de cancer al higado porque los remedios que se autoreceto le produjeron daños colaterales.
Pero el objetivo de este articulo no es que usted se tome una cantidad de remedios, sino que se autoexamine a la luz de la Palabra de Dios y responda a una pregunta que se cae de sencilla: ¿Es usted un vaso limpio, o un vaso inmundo…? No vaya a decir que yo lo estoy induciendo a la respuesta, por lo que le recomiendo que se responda para callado, pero que busque una buena dosis de sinceridad y contriccion para presentarse delante de Dios y ser asi limpiado de toda su inmundicia, si es que la tuviere.

Razon tenia para ello la invocacion de un antiguo profeta que señalo:

“El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su Señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento. ¡Oh, gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generacion de malignos, hijos depravados!. Dejaron a Jehova, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás.” Isaias 1:3, 4 (Recomendable leer desde el versiculo 1 al 20)
Si no es asi, la gloria sea para Dios, y la bendicion para usted, quien puede recibir alabanza y adoración de un vaso limpiado por la Sangre del Cordero de Dios

Copyright, Ministerios Renacer 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos a Ministerios Renacer, agraderemos sus comentarios.